Emma Watson La pócima secreta de Harry Potter

Cuando salió la primera película de Harry Potter (La piedra filosofal) allá por el 2001, no hubo dudas ni del éxito que tendría la saga en su totalidad ni del futuro que le esperaba a la única mujer del trío protagónico: ser una estrella. Porque, a pesar de que su carrera que recién comienza está signada solo por el papel de Hermione Granger, Emma Watson va camino a convertirse en una de esas actrices que tienen un gen anómalo: el que combina el talento, la belleza e inteligencia, a la manera de Kate Winslet.

Con los pies sobre la tierra y sin escándalos en su vida, Watson es más que contundente cuando de su profesión se trata: “Cuando a este trabajo le sacás las premières, los efectos especiales y la atención de la prensa, te das cuenta de que todo tiene que ver con una sola cosa: la actuación. Y eso es lo único que me importa y lo que más disfruto”. Bien dicho.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s