Muere Elizabeth Taylor, la última reina de Hollywood.

La estrella más luminosa, última reina de una era que Hollywood añora y atesora, se apagó ayer. Tras la partida de Liz Taylor y las recientes muertes de Tony Curtis y Blake Edwards van quedando pocos artistas capaces de dar cuenta de la edad de oro del cine estadounidense, cuando los estudios producían obras maestras a raudales.

Elizabeth Taylor, ganadora dos veces del premio Oscar a la mejor actriz, contribuyó de forma inestimable a la industria del cine. La afirmación de Chris Dodd, presidente de la asociación que reúne a los estudios, sintetiza ese legado.

La diva murió en Los Angeles a los 79 años. Había demostrado, durante su carrera de más de 50 películas, que su talento superó la prueba del tiempo y trascendió generaciones de espectadores. “Era realmente un icono estadounidense”, agregó Dodd. Ninguna otra actriz -salvo, tal vez, Marilyn Monroe- marcó tanto al cine como Liz Taylor, la primera que pudo exigir un caché de un millón de dólares. Lo hizo con aquel memorable “fracaso” de Joseph L.Mankiewicz: “Cleopatra”.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s